miércoles, 29 de enero de 2014

Correo urgente

¿Que tal te va?:

Por aquí ya sabes, las cosas siguen casi igual. En la familia seguimos con nuestras diferencias, como siempre, pero intentamos que no se note mucho. La Mamá y sus achaques no avanzan demasiado, te suena eso de que le cuentas que te ha salido un grano y te dice que a ella...dos. Pero bueno, nada nuevo que no sepamos.
Los dos pequeños (Daniel y Martina) se están haciendo mayores a la carrera y ya parlotean como cotorras, seguro que encuentran a faltar cuando su yayo les dejaba los llaveros para entretenerlos y les hacía rabiar quitándoselos, por lo menos te disfrutaron un tiempo, igual que tu a ellos. Ainhoa también es una de las que te extraña de manera especial, le has dejado sin compañero para montar a caballo, era vuestra pasión y la disfrutabais juntos cada vez que podíais, sin ti no será lo mismo.
Eso si, todos te echan de menos en casa. Cada uno a su manera, pero todos de corazón.
De tu Betis que te voy a contar que tú no sepas, seguro que ves todos los partidos del "Villamarín" en primera fila, y conociéndote no estarás muy contento. Desde que Manolo te dejó allí el equipo no anda muy bien, me imagino las broncas que les meterás cada vez que pierden. Ya te veo frotándote las manos cuando marcan gol los verdiblancos y los berrinches que cogerás cuando les meten a ellos. Acuérdate de lo que siempre te decía cuando hablábamos de fútbol, no se puede ganar siempre, aunque la verdad a ti no te convencía mucho esa táctica.
Tu "taller" de la terraza no se utiliza mucho, las herramientas deben de añorar cuando tu te entretenías horas y horas haciendo tus "chapucillas" y no parabas hasta tener acabado lo que llevabas entre manos, aunque eso supusiera no bajar a casa ni para comer. Amparo siempre me dice que en eso he salido a ti, bueno en eso y en lo raro que soy, aunque eso no me lo dice solo Amparo, ya sabes, en general me lo dice todo el mundo. Que sabrán ellos!!!, para nosotros dos igual los raros son los demás, verdad Papá?.
Aún me encuentro por la calle a paisanos tuyos que al verme siempre tienen una palabra, una anécdota tuya que contarme, se les nota en la mirada que fuiste parte de sus vidas y que están orgullosos de que así fuese.
Todavía hoy paseo por la avenida y mi mirada va buscando a ese hombre trajeado todos los días de la semana, con su corbata perfectamente anudada y su pañuelo a juego en el bolsillo de la chaqueta, siempre de punta en blanco, con su abrigo largo en invierno y sus inconfundibles gafas de sol puestas. Te sigo buscando pero por desgracia ya nunca te veo. Ya no suceden esos encuentros que teníamos por las calles de Xirivella y que acababan casi siempre tomándonos un cortado en el bar mas cercano y discutiendo por ver quien los pagaba. Ya no nos sentamos para que me cuentes que el móvil que llevas no funciona como debería o para que me pidas que vaya por casa a arreglarte algo referente a la TV,eso si, avisándome de antemano que tu hacías todo como yo te había explicado, pero que aquello no funcionaba, haber si iba a ser culpa mía.
Todo sigue casi igual por aquí, aunque en realidad no es así. Tu ya no estas y cada vez que pienso en ti me viene a la cabeza el último día cuando tuve que bajarte por las escaleras de casa en brazos camino del hospital porque no te quedaban fuerzas, y a mi se me rompe el alma de pena, una y otra vez.
Intento pasar página, me escondo detrás de alguna de las malas experiencias por las que nos hiciste pasar, pero es inútil, un día nuestros corazones te perdonaron y te volvimos a dar otra nueva oportunidad y ahora lo único que nos queda es que te echamos de menos y que sabemos que te queríamos todos, cada uno a su forma, pero toda tu familia.
Hoy día 29 hace un año que te fuiste y tenía la necesidad de escribirte esta carta y contarte como van las cosas por casa, ya sabes.
Papá ya no estas con nosotros pero cada uno de los que forman tu familia lleva en su corazón un pedazo de ti y eso nunca nos dejará, pase el tiempo que pase.


PD: La muerte no nos roba los seres queridos, al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo.

2 comentarios:

  1. Es verdad, ya nada es igual yo me acuerdo a cada momento de él, nos ha dejado un vacío que intentamos rellenar pero no lo conseguimos.
    No obstante sé que dónde esté será siendo genio y figura, le doy gracias a Dios el haberlo podido disfrutar a tope en sus últimos años
    y allí dónde esté sabe que es verdad.
    A todos de una forma o de otra nos ha dejado su huella.
    Pápa, danos fuerzas y que por Tí seamos de verdad una familia, aunque es verdad que cada uno tiene su vida, pero que giremos todos en torno a Tí, y por tu recuerdo lo consigamos "Gracias"
    Bueno como dice JAF, tu peque, te queremos, te qeremos, y nunca te olvidaremos.
    Muchos Bsssssssssssssss, que yo sé que me los devuelves.

    ResponderEliminar
  2. Personalmente lo echo mucho de menos y no hay dia que pase por la crta. y no me acuerde de el incluso en una ocasion lo vi y empece a correr para decirle no se pero..... claro no era el.Yo me alegro mucho que en los ultimos meses estuve mas con el aunque fuera para ir al medico y tomar cafe.Papa te quiero y seguro que en algun momento nos encontraremos mientras cuida de todos nosotros.Un beso

    Car.

    ResponderEliminar